HISTORIA

Desde 1952, Don Juan, patriarca de la familia Bravo hizo, del oficio de carnicero, un arte. La cultura de trabajo y esfuerzo que este gran hombre heredó a sus hijos y nietos, ocasionó que éstos se convirtieran en los mejores carniceros de la región, reconocidos por ofrecer, a sus clientes, los cortes, más frescos y finos, provenientes de las más selectas carnes del sureste.

Beto Bravo, el mayor de los nietos, migró a la Ciudad de Monterrey para realizar sus estudios, ahí aprendió, que uno de los secretos para hacer asados sin igual es utilizar leña de Mezquite, árbol que le da un aroma y sabor especial a la carne, por lo que es considerada la mejor leña. Es en la Sultana del Norte, donde combina sus secretos acerca de los cortes de la carne, con los de la mejor parrilla del país, para crear Bravo Butchers, un lugar “De Buena Leña”.

Beto Bravo

Elige lo mejor para cocinar en su parrilla ya que el carbón que utiliza lo trae desde el Norte del país, lugar de origen del Mezquite, un árbol especial para tener buena leña.

Beto Bravo

Elige lo mejor para cocinar en su parrilla ya que el carbón que utiliza lo trae desde el Norte del país, lugar de origen del Mezquite, un árbol especial para tener buena leña.

Beto Bravo

Elige lo mejor para cocinar en su parrilla ya que el carbón que utiliza lo trae desde el Norte del país, lugar de origen del Mezquite, un árbol especial para tener buena leña.

Reservaciones

Telefono:
01 (993) 3-16-80-29.

Reservaciones

Telefono:
01 (993) 3-16-80-29.

Bravo Butchers

Parrilla